Quienes Somos

Somos una iglesia online sin barreras geográficas. Nuestra misión es predicar el evangelio de Jesús, hacer discípulos y facilitar a la sociedad las herramientas bíblicas para una vida integralmente exitosa a nivel espiritual, familiar y financiera.

Nuestro Equipo de Liderazgo

Antonio Apablaza
COACH ESPIRITUAL Y DE LIDERAZGO

Nació en Chile y creció en Quebec Canadá. Fue consagrado al Ministerio Apostólico por la organización Canadiense a la cual pertenece. Recibió su Doctor en Ministerio Bíblico en los Estados Unidos, y se graduó como Experto en Coaching en Barcelona. Antonio Apablaza es empresario (No depende de los diezmos de la Iglesia)

Jeanette Apablaza
COACH ESPIRITUAL Y DE FAMILIA

Licenciada en Ministerio Bíblico, Téc. Universitario en Asistencia Jurídica. Consagrada al ministerio profético. Jeanette Apablaza, es empresaria junto a su marido y no depende de los diezmos de la Iglesia.

Vanessa Aranda
COACH ESPIRITUAL

Consagrada al Ministerio profético, licenciada en Ministerio Bíblico – Vanessa Aranda es Masajista Terapeutica (No depende de los diezmos de la Iglesia)

José Apablaza
COACH ESPIRITUAL

Consagrado al Ministerio Pastoral, licenciado en Ministerio Bíblico – José Apablaza es Empresario (No depende de los diezmos de la Iglesia)

Anita Riquelme
COACH ESPIRITUAL

Consagrada al Ministerio Maestral, Licenciada en Ministerio Bíblico – Anita Riquelme es Cosmetologa (No depende de los diezmos de la Iglesia)

Maritza Campos
COACH ESPIRITUAL

Consagrada al Ministerio Pastoral, Diplomada en Ministerio Bíblico – Maritza Campos es Masajista Terapéutica (No depende de los diezmos de la Iglesia)

Emerson Castillo
COACH ESPIRITUAL

Consagrado al Ministerio Maestral, licenciado en Ministerio Bíblico, Diplomado en Coaching – Emerson Castillo es Empresario (No depende de los diezmos de la Iglesia)

Natalia Fuentes
COACH ESPIRITUAL

Consagrada al Ministerio Profético, Licenciada en Ministerio Bíblico, Diplomada en Educación – Licenciada en Gastronomía Internacional. Natalia Fuentes es independiente (No depende de los diezmos de la Iglesia)