Oración de Prosperidad
Antonio Apablaza

Antonio Apablaza

Síguenos:

3 Juan 1:2  Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

Nuestro Dios es bondadoso y su deseo hacia nosotros es que prosperemos, no sólo en el aspecto  espiritual que ciertamente es lo mas importante, si no que prosperemos en “todas las cosas”, en lo personal, en nuestra salud y también en el aspecto financiero.

VERSÍCULOS ACERCA DE LA PROSPERIDAD BÍBLICA

Deuteronomio 8:18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.

Nehemías 2:20 Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos.

Proverbios 28:25 El altivo de ánimo suscita contiendas; Mas el que confía en Jehová prosperará.

Deuteronomio 28:11-12 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar. Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.

2 Corintios 8:9  Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

Deuteronomio 29:9 Guardaréis, pues, las palabras de este pacto, y las pondréis por obra, para que prosperéis en todo lo que hiciereis.

Proverbios 8:18 Las riquezas y la honra están conmigo; Riquezas duraderas, y justicia.

Proverbios 10:22 La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.

DECLARACIONES DE RENUNCIAMIENTO

La biblia dice en Proverbios 10:4 La mano negligente empobrece; mas la mano de los diligentes enriquece.

A pesar de que Dios desea que seamos prosperados en todo, nos corresponde a nosotros renunciar a todo aquello que ha bloqueado la manifestación de su bendición en nuestras vidas. 

En el nombre poderoso de Jesús de Nazaret, renuncio y rompo toda maldición de pobreza y escases. Renuncio a toda transferencia espiritual de pobreza y escases desde mis  antepasados.

Renuncio a todo  espíritu de pobreza y de miseria que me afectó producto de mi entorno. Los hecho fuera de mi vida ahora.

Renuncio a todas las  mentiras que el diablo ha querido sembrar en mi y que me han hecho pensar que no puedo prosperar.

Renuncio a todas las  mentiras que el diablo ha querido sembrar en mi y que me han hecho hablar miedo, pobreza y escases.

Renuncio a toda mentira que el diablo ha querido sembrar en mi por medio de las religiones y que me han llevado a creer que Dios aprecia la pobreza. Renuncio ahora.

Renuncio a toda mentalidad escasa, pequeña y limitada que me impide visionar lo que Dios tiene para mi vida y anhelarlo.

Renuncio a toda mediocridad que me persigue producto de la cultura de mi país. No la acepto en el nombre de Jesús.

Renuncio a toda mediocridad, negligencia, irresponsabilidad y falta de excelencia con la que opero en mi trabajo, porque esto ciertamente conduce a la pobreza.

Renuncio a toda mala administración y desorden financiero con el que he funcionado hasta ahora.

Renuncio y pido perdón por todas aquellas veces que no fui cuidadoso con lo ajeno, con lo que me prestaron, porque eso ha impedido que tenga lo propio.

Renuncio y pido perdón por todas aquellas veces que no fui fiel en lo poco, motivo por el cual no he podido entrar a lo mucho. Renuncio a esa forma de actuar y pido perdón en el nombre de Jesús.

Renuncio y pido perdón por todas aquellas veces que pude ayudar a mi prójimo y al necesitado y no  lo hice.

Renuncio y pido perdón por todas aquellas veces que la obra de Dios ha requerido mi compromiso financiero y yo actué sin fe y escasamente.

Renuncio y pido perdón por todas las veces que he dejado de honrar a Dios con mi recursos financieros.

Renuncio y pido perdón por todas aquellas veces que le di prioridad al trabajo y terminé sirviendo a las riquezas y menospreciando a Dios y a su obra. Porque escrito está: No podemos servir a dos señores. O servimos a Dios o a las riquezas, porque terminaremos amando a uno y menospreciando al otro.

Renuncio y pido  perdón por todas aquellas veces que busqué primeramente las añadiduras y no le di prioridad a Dios y al avance de su reino.

Renuncio y pido perdón por todas aquellas veces que dudé de la provisión de Dios. Nunca tuve motivos para hacerlo porque Dios siempre me ha demostrado que él no falla y que él cumple su Palabra.

DECRETOS PROFÉTICOS DE PROSPERIDAD

Declaro en el nombre de Jesús que todos mis avances serán un testimonio, porque no avanzaré por mis propias fuerzas, si no por la bendición de Dios sobre mi vida.

Declaro que viviré las promesas financieras que Dios ha establecido en su Palabra para mi vida.

Declaro que se abren las puertas de trabajo a un nuevo nivel. Declaro ascensos, promociones y aumentos de sueldo dignos a un hijo de Dios.

Declaro que mi negocio prosperará, que tendré los colaborares correctos y que conectaremos con clientes estratégicos conforme al plan que Dios tiene con mi negocio.

Declaro que mi negocio no sólo prosperará, si no que también será  un modelo de excelencia, integridad y bendición de Dios.

Declaro que seré cabeza y no cola. Que seré  primero y no último. Que prestaré a muchas naciones, mas no pediré prestado.

Declaro en el nombre de Jesús que la bendición de Dios será  visible  en mi vida. Amén!

Compartir artículo:

¿Desea obtener salvación o retomar su vida espiritual con Jesús? ¡Haga esta oración con voz audible y todo su corazón!

Dios mío, me arrepiento de todos mis pecados y te pido perdón. Reconozco que Jesús cargó con mis pecados para morir en la cruz en mi lugar, y que resucitó de entre los muertos para darme vida eterna. Le abro mi corazón para que venga y viva en mí. Declaro que a partir de hoy, me determino a seguir por siempre los pasos de Jesús para ser como él, y cumplir mi propósito de vida en esta tierra. Amén. 

Si usted ha hecho esta oración, por favor, escríbanos un mensaje, queremos saber de usted, y poder ayudarle en esta nueva etapa de su vida. ¡Felicidades!

Explorar más...

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios