Tu Mayor Combate
Antonio Apablaza

Antonio Apablaza

Síguenos:

El mayor combate que tienes que librar como cristiano, no es contra el diablo, ni contra tu marido, ni tu mujer, ni contra tus hijos, ni contra tu jefe, ni contra el gobierno, partido político, ni contra el sistema de tu país, ni contra la AFP en el caso de Chile… El mayor combate que tienes que librar es contra ti mismo, contra tu propia carne.

El apóstol Pablo le dice a su Hijo Espiritual Timoteo ¡Ten cuidado de ti mismo! 1 Timoteo 4:16

Es un combate entre tú y tu misma carne:

Seguramente te has dado cuenta de que tu propia carne juega en contra tuya, tu propia carne te desea el mal, te genera pensamientos negativos, miedos, inseguridades, pensamientos de maldad, impulsos pecaminosos, tu misma carne te genera reacciones orgullosas, te impulsa a desobedecer a tus padres, autoridades, tu propia carne te engaña y te convence para que hagas lo incorrecto, etc., etc. ¿Usted se ha dado cuenta de aquello?

Cuando te determinas a hacer lo bueno, te das cuenta de que tu propia carne es tu peor enemigo.

Y cuando estás en el proceso de querer vencerla, te das cuenta de que ella es muy fuerte y que no se da por vencida, y la verdad es que nunca se dará por vencida.

En este sentido hay dos preguntas que a veces nos hacemos;

¿Puedes dominar la carne, para que ella te obedezca? La respuesta es NO

¿Puedes convertir la carne para que ya no quiera hacer lo malo, sino más bien lo bueno? La respuesta es NO

El apóstol Pablo dice en Romanos 7:24-25: ¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado. 

Las personas que más caen en el pecado de la carne son, aquellas que creen dominar la carne o que pueden convertir la carne.

Entonces ¿Cómo puedes vencer tu propia carne?

1.Despojarse del viejo hombre:

Colosenses 3:8-9 Dejen a ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas, no mientan, puesto que nos hemos despojado del viejo hombre con sus obras.

Es decir, tienes que asumir que tu nueva vida en Cristo, es completamente diferente a tu vida pasada sin Cristo.

2.Crucificar la carne:

Gálatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Cada vez que tu carne quiera reaccionar con orgullo, desobediencia, Ira, enojo, etc. la crucificas.

(En las próximas lecciones voy a ir entregando mayor claridad sobre el cómo vencer)

El pecado indomable de tu carne tiene 2 objetivos demoniacos:

1.Tomarte cautivo (esclavo) del pecado:

Cautivo del orgullo, de la desobediencia, de la mentira, del miedo, de la inseguridad, del vicio, etc…

1 Corintios 7:22 Porque el que fue llamado por el Señor siendo esclavo, libre es para el Señor; de la misma manera, el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo.

Es decir, en Cristo fuimos libres de toda esclavitud del pecado, y ahora esclavos somos de Cristo, ya no para hacer el mal, sino el bien.

2.Desconectarte de tu propósito divino:

Para que vivas fuera de tu razón de existencia, para que sólo subsistas, y de esta manera tu vida extraordinaria como Hijo de Dios, llamado a ser luz del mundo, se transforme en una vida ordinaria, en una persona que se levanta todos los días a trabajar para comer y pagar deudas de consumo, sin dejar huellas.

Efesios 1:3-4 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en El antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de El. 

Existen varios pecados de la carne que todos tenemos que vencer antes de ser vencidos por ellas (Cada una de ellas las veremos con detalle en las sesiones de esta serie):

  1. El orgullo (Sentirse superior)
  2. La insumisión a la autoridad (Libertad desmedida)
  3. La impureza sexual (Riendas sueltas)
  4. Las adicciones (Dominados por algo)
  5. La mentira (Tener
  6. La violencia – La manipulación
  7. La pereza espiritual
  8. En otros

Conclusión: Quiero que tomes muy enserio esta serie, y que tomes el compromiso de estudiar, orar y poner en práctica cada una de las sesiones, semana a semana.

¿Quieres tomar el compromiso? ¿Deseas vencer tu propia carne? Hagamos una oración:

Compartir artículo:

¿Desea obtener salvación o retomar su vida espiritual con Jesús? ¡Haga esta oración con voz audible y todo su corazón!

Dios mío, me arrepiento de todos mis pecados y te pido perdón. Reconozco que Jesús cargó con mis pecados para morir en la cruz en mi lugar, y que resucitó de entre los muertos para darme vida eterna. Le abro mi corazón para que venga y viva en mí. Declaro que a partir de hoy, me determino a seguir por siempre los pasos de Jesús para ser como él, y cumplir mi propósito de vida en esta tierra. Amén. 

Si usted ha hecho esta oración, por favor, escríbanos un mensaje, queremos saber de usted, y poder ayudarle en esta nueva etapa de su vida. ¡Felicidades!

Explorar más...

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios